“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”. Miguel de Cervantes.
Cuatro Casas. Así se titula la primer novela que leyó Graciela Luna, becaria de FONBEC, cuando tenía ocho años. Con el paso del tiempo, y gracias a ese libro del escritor Eduardo Mignona, la lectura se transformó en su hobby por excelencia.
En el último verano “Gra”, sin materias por rendir, decidió hacer uso de su tiempo libre para hacer lo que realmente le gusta: leer. ¿Cuántos libros leyó? ¡Ocho en total!
“Me encanta leer. Cuando mi mamá trajo a casa la novela “Cuatro Casas”, la lectura se transformó en un hábito para mí y lo disfruto mucho”, nos comenta esta becaria de tan solo dieciséis años que se encuentra cursando quinto año del secundario en el colegio Santa Teresa de Jesús.
Sus materias predilectas son Historia y Geografía y tiene pensado estudiar Abogacía y Periodismo. Grandes ilusiones de una jovencita que aspira alto. Lindo ejemplo a seguir.
 

También te puede gustar: