Uno de los requerimientos para mantener la beca es que los becarios le escriban una carta cada dos meses a su padrino o madrina.
Con ello se fomenta la comunicación, permitiendo al mismo tiempo detectar situaciones que requieran ayuda extraescolar.
Algunos ejemplos de cartas se encuentan aquí.