Catherina Bringas Navarro tiene 18 años y es una de nuestras madrinas más jóvenes, con la particularidad de que no hace mucho era ahijada de la conocida empresa ISCOT Services SA.
Sábado por la tarde, Catherina se hace un tiempito para recibirnos en la casa donde vive con su mamá Mónica, su papá y algunos de sus 6 hermanos en barrio Villa Unión, las horas no le sobran ya que se está preparando para ir a trabajar a “Mandarina” un renombrado resto bar de la peatonal cordobesa.
Cuando terminó el secundario en la escuela Amancio Williams -el IPEM que se encuentra en su barrio- Catherina no perdió el tiempo, viajó a Rosario (Santa Fe), también gracias a una beca extraordinaria de ISCOT para vivir allí 9 meses donde se capacitó en Turismo – Hotelería y Gastronomía en la Estancia – www.laestancia.org.ar-, y es así que cuando vuelve a Córdoba, recurre a la Bolsa de Trabajo de FONBEC y se abre otro panorama para su vida: ¡Comenzar a Trabajar!
Cuenta Catherina que en un principio trabajó como moza, y gracias a su inquietud, su responsabilidad y su capacidad fue pasando por varios puestos, estuvo en la cocina, en la cafetería y ahora está a cargo de la pastelería y la pizzería.
Pero Catherina nos enseña que siempre se puede ir más allá, y tiene un gesto hermoso: es capaz de darse cuenta que así como a ella la ayudaron a seguir adelante, ella ahora puede ayudar a otros en el camino del estudio y de la vida y se convierte en una de las madrinas más jóvenes de FONBEC.
Muy agradecida con su padrino, y con muchos proyectos para seguir progresando, Catherina nos regala su sonrisa y su optimismo ante la vida.
         

También te puede gustar: